Temas interesantes

Lars Peter hansen: Premio Nobel Economía 2013.

Eugene Fama: Premio Nobel Economía 2013.

Robert J. Shiller: Premio Nobel Economía 2013.

Historia de la economía: Principales escuelas y pensadores que forjaron la ciencia económica.

Microeconomía: Definición de Microeconomía

eco-finanzas
Noticias y Destacados

Thomas Piketty, El capital en el siglo XXI Se enfoca en este libro hacia un aspecto clave del capitalismo: quienes son más ricos tienen tienen más posibilidades de...

Historia de la Reserva Federal de EEUU ¿Ha aprendido la FED de su historia? En el 2013 la FED cumplió un siglo de vida, y en su larga historia han habido quiebras ...

¿Economía China en peligro?

Sombras de dudas se ciernen sobre el gigante asiático y su desempeño económico. Los crecientes niveles de endeudamiento y la oscu...

Premio Nóbel Economía 2013: Academia Sueca Diversifica el Riesgo


La Academia Sueca otorgó el Premio Nobel de Economía, el último del año, a Eugene Fama, ...



Aristóteles: pensamiento económico

Biografía de Aristóteles

Aristóteles y la propiedad privada

Entre los temas económicos desarrollados por Aristóteles, uno de los más importantes fue la defensa de la Propiedad privada que hizo en La política. Esta defensa fue hecha como una reacción a lo que había planteado anteriormente Platón, quien era un gran defensor del Comunismo (por lo menos de las clases gobernantes).

Para Aristóteles, la Propiedad privada es superior a la Propiedad común principalmente porque su Productividad es mayor. Para él cuando los Bienes son comunes reciben menor cuidado que cuando son propios. Con esto, el filósofo se transformó en defensor de la existencia de Propiedad privada en la Sociedad. Esta teoría, sin embargo, no sólo la planteó en términos de Productividad: para Aristóteles, el que exista Propiedad privada permite a las personas practicar ciertas virtudes. Por ejemplo, sería imposible ser generoso con algo que no es propio. Además, que los Bienes tengan dueños regula la relación de las personas sobre su uso.

El Dinero y el Valor en Aristóteles

Uno de los temas más analizados por Aristóteles en materia económica es el dinero. "El hombre es el único animal que “tiene palabra y Dinero", señalaba. Para Aristóteles, el dinero es algo inventado por el ser humano para satisfacer las necesidades del Comercio; es, por lo tanto, algo artificial y no imprescindible para el Desarrollo pleno de las personas.

Aristóteles le da tres características propias al Dinero, las que son usadas hasta la actualidad:

  • Dinero es una unidad de cuenta (sirve para saber cuáles cosas son más caras que otras);
  • Medio de cambio (sirve, por ejemplo, para evitar tener que cambiar cien zapatos por una vaca), y
  • Reserva de valor (sirve para acumular Riqueza en el Tiempo).

Si Bien este filósofo legitimó el uso del Dinero, su préstamo con Interés lo consideró antinatural. El dinero es estéril, por lo que no se puede crear Dinero a partir de dinero. Esta práctica, según el Aristóteles es equivalente a intentar obtener una Ganancia que es ilegítima. Es tal la importancia de este planteamiento que, siglos más tarde, Santo Tomás de Aquino lo hizo suyo, y de ahí en adelante la iglesia Católica, la cual rechazó el préstamo de Dinero con Interés hasta el siglo XIX. Esto permite explicar, además, que hayan sido principalmente los judíos quienes se dedicaron a la actividad bancaria.

La primera acuñación formal de Moneda la realizaron los lidios de Asia Menor a comienzos del siglo VIII a.C. Posteriormente, cada ciudad griega tuvo su propia moneda, aunque la más cotizada era el tetradracma ateniense. Fue precisamente en Atenas donde se desarrolló una mayor estructura capitalista, al existir bancos que prestaban plata y recibían depósitos.

El Valor de las cosas en su precio.

Él lo ejemplificó con la paradoja del hierro y el oro: a pesar de que el hierro es mucho más útil que el oro, éste tiene un valor mayor. La razón fundamental de este hecho es que los Bienes más escasos suelen tener un mayor precio, aunque su Valor intrínseco pueda ser menor.

Otro de los puntos relevantes de la obra de Aristóteles es que expresa claramente que la Riqueza no tiene límites. Esta visión forma parte de la esencia de la Ciencia Económica, en la que se asume que los Recursos son escasos y las necesidades son ilimitadas. Sin embargo, el filósofo diferencia en forma precisa entre Riqueza (ploutos) y acumulación de Bienes (chrémata); no es lo mismo tener muchos Bienes que disfrutarlos. En este punto, Aristóteles usa el ejemplo del rey Midas, quien, según dice la historia, todo lo que tocaba lo convertía en oro. El pobre rey no podía disfrutar de nada, ya que a pesar de tener muchos Bienes, le resultaba imposible gozarlos tal como eran. Así se demuestra cómo ser rico no implica tener Bienes, sino que la Riqueza está en el poder disponer de ellos.