CAPITALISMO

Este concepto se usa en el contexto de la Economía y las finanzas públicas.

Sistema económico basado en la Propiedad privada de los medios de producción.

Las decisiones son tomadas descentralizadamente por los agentes económicos individuales, quienes buscando maximizar sus beneficios se guían por las señales de Precios que emite el Mercado, el cual funciona libremente sin ningún tipo de regulación o intervención externa a él.

La asignación de los Recursos productivos se realiza libremente por la operación de un Mercado libre en que los Precios responden a las fuerzas de Oferta y Demanda.

CAPITALISMO

El concepto de capitalismo ha sido definido de muchas maneras diferentes, con diverso rigor y desde distintas perspectivas ideológicas. El término se utilizó por primera vez a mediados del siglo XVIII para aludir, sin mayor precisión, al sistema económico donde el Capital está en manos de propietarios privados, pero fue difundido ampliamente un siglo después por el Marxismo, dentro del cual adquirió una connotación peyorativa que en gran parte se mantiene hasta nuestros días. La carga ideológica del concepto y su uso poco riguroso impiden considerarlo, en Propiedad, como un término científico; es recomendable, por lo tanto, emplear el término economía de Mercado para hacer referencia a las sociedades modernas corrientemente llamadas capitalistas.

En un sentido estricto la palabra capitalismo alude a un sistema donde se hace uso de Bienes De Capital, como ya lo señalaran Böhm-Bawerk y otros representantes de la Escuela Austríaca. Pero, como tal forma de conceptualizarlo impide hacer algunas distinciones que cobran importancia desde el punto de vista histórico, muchos autores no marxistas se inclinan por definirlo como un sistema social donde el Capital está en manos de personas privadas y donde el Trabajo se lleva a cabo no como un deber de costumbre o bajo coacción, sino por la recompensa material que recibe el trabajador: el salario.

El Capitalismo, en tal perspectiva, contrasta con el feudalismo y con otros sistemas anteriores en que supone la existencia de personas libres que realizan intercambios sin coerción, siguiendo sus propios intereses. Es por ello esencial al sistema la existencia de un Mercado libre, donde los miembros de la Sociedad puedan realizar sus intercambios, y de un ordenamiento jurídico que garantice ciertas libertades civiles y políticas indispensables para su funcionamiento. El capitalismo también se diferencia del Socialismo, pues admite la conveniencia y la Necesidad de la Propiedad privada, confiando en el Mercado para lograr la asignación de Recursos necesaria a la vida económica y para la Distribución de la Renta entre los individuos. Se opone frontalmente, por lo tanto al sistema de Planificación central.

Dentro del amplio marco que brinda la definición precedente caben diversas formas concretas de ordenamiento socio-económico: ellas variarán en la medida en que se acepte una mayor o menor vigencia de un sistema de Precios libres, de acuerdo al grado de Competencia que exista entre diversas empresas y según el grado de intervención estatal. Cuando esta última es amplia y el Estado se reserva el Monopolio de un vasto conjunto de empresas, o cuando los Precios están regulados políticamente, suele hablarse de un sistema mixto, o de una economía mixta; cuando el nivel de intervención estatal es amplio y no existe un sector privado de real envergadura es frecuente que las decisiones políticas y económicas se entremezclen, del mismo modo en que confluyen los grupos políticos y empresariales: en ese caso se habla, generalmente, de un sistema mercantilista, utilizando este término por la semejanza con los sistemas que existían en Europa durante el auge de esa corriente de pensamiento.

Puede decirse, sin exagerar, que la Ciencia Económica surge con la maduración de las sociedades capitalistas: su campo es el análisis del Mercado, de la Competencia, de la firma, de la asignación de Recursos y de muchos otros objetos de estudio que no tenían una existencia generalizada en sociedades anteriores. Por eso, para comprender el capitalismo, es indispensable conocer tales conceptos, pero es importante también tener en cuenta otras disciplinas y áreas de conocimiento: la sociología y la historia, para entender cómo se pasa de los estamentos y grupos cerrados de la antigüedad a las clases del capitalismo industrial y a los agrupamientos más abiertos de las sociedades contemporáneas; el derecho y las ciencias políticas, para apreciar la forma en que el ordenamiento legal permite la libertad de los ciudadanos y la existencia de un mercado libre; y otras disciplinas sociales, como la antropología, que nos indican la forma en que los seres humanos satisfacemos nuestras necesidades en diversos contextos y el modo en que ciertas tendencias vitales se expresan en las sociedades capitalistas de la actualidad.

En inglés capitalism.

Ver Capital; Mercado; Mercantilismo; Precio; Socialismo.

Consulta sección Economía

eco-finanzas
Noticias y Destacados

¿Por qué los mercados chinos están cayendo? Explicado en simple - La pregunta es si esta es una fluctuación pasajera de las bolsas de valores del gigante asiático o hay razones más profundas...

CEPAL: cambio estructural con igualdad La CEPAL, ha propuesto colocar la igualdad en el centro de la discusión económica y social de la región y romper así el para...

OCDE la economía china superará a la de EEUU en 2016 La OCDE preveee un dramático cambio en el equilibrio de poder de la economía mundial durante el próximo medio ...

Chile tiene mayor movilidad social De acuerdo al Banco Mundial un 12% de los chilenos logró formar parte de la clase media entre los años 2003 y 2009, pero sigue ...

 
Noticias y Destacados